Adios a la Capa de Ozono

Estamos viviendo en los tiempos finales, una de las pruebas son los cambios climáticos drásticos que estamos sufriendo.

Una de las consecuencias ha sido la destrucción de la capa de ozono, veamos este interesantísimo artículo de El Universal

Adios a la capa de ozono

El Universal
Lunes 12 de febrero de 2007
Estamos a tiempo de frenar su deterioro, pues sin su presencia, la vida en la Tierra sería impensable
Muchos de los “errores” causados en la salud, por el deteriorado ambiente, son reparados por los sistemas enzimáticos de la célula pero algunas mutaciones perviven y pueden producir cánceres, especialmente de piel.Un claro ejemplo es el melanoma, provocado por permanecer por periodos cortos pero intensos bajo el efecto de rayos UV y puede llegar a manifestarse hasta 20 años después de la sobreexposición al sol.Del mismo modo, un exceso de radiación ultravioleta dañaría los ojos, especialmente la córnea que absorbe muy fácilmente estas ondas. A veces se producen cegueras temporales y la exposición crónica se asocia con mayor facilidad de desarrollar cataratas.La hora en que más cuidado hay que tener con la exposición solar es cuando nuestra sombra se hace más corta, es decir, de las 11 a las 13 horas, lapso en que el astro luminoso está justo arriba de nuestra cabeza. Lo recomendable es cubrirnos con sombreros, lentes y bloqueadores con filtro UV.Una metáfora que explica fácilmente el problema que ocasiona la diminución de la capa de ozono es imaginar que nuestros ojos son la tierra, y para defenderlos del sol requerimos de unas gafas oscuras; si éstas desaparecieran, la luz nos llegaría directa y lastimaría la vista. Entonces, si el agujero en la capa de ozono se hace más grande perjudicaría no sólo nuestra visión sino todo el cuerpo entero así como la flora y fauna que nos rodea.

Después del Protocolo de Montreal (firmado el 16 de septiembre de 1987 y entrado en vigor el 1 de junio de 1989) se propuso controlar la producción de sustancias que dañaran la capa de ozono, sin embargo, a 18 años de haber arrancado este pacto, los resultados no son favorables.

En 2005 se registró el agujero en la capa de ozono más grande de la historia, extendiéndose sobre una superficie de 24 millones de kilómetros cuadrados, casi el tamaño de América del Norte.

Hasta mayo del año pasado, parecía haber experimentando una lenta recuperación, según explicó un estudio divulgado por la revista Nature, pero con el cambio climático es probable que ese pequeño avance no siga su curso.

Varias empresas ya han iniciado planes de ahorro de energía para contribuir a que el calentamiento global sea menos severo. De igual forma se puede comenzar con acciones sencillas en el hogar.

Carlos Gay García, director del Centro de Ciencias de la Atmósfera mencionó algunos puntos al respecto en una charla digital llevada a cabo en la página electrónica EL UNIVERSAL.com.mx: “Hay que volverse muy cuidadosos con el empleo de la energía eléctrica, tratar de mantener todo apagado a menos que esté siendo utilizado. Reducir la cantidad de basura que uno produce porque cuando se incinera desprende gases contaminantes; prescindir del auto y en términos generales ser cautelosos con la utilización de recursos naturales”.

Índice de rayos ultravioleta

La OMS, en colaboración con la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y otros organismos, ha adoptado el “Índice UV” para medir la intensidad de los rayos ultravioleta del sol incidente sobre la superficie terrestre. Este registro, que señala el efecto de la radiación sobre la piel humana, tiene valores de entre 0 y 15.

Los niveles de la radiación UV dependen del ángulo de elevación del sol, latitud y altura del lugar, la cobertura nubosa, de la concentración de ozono en la atmósfera y de la reflectividad del suelo. Los valores máximos del Índice UV varían según el lugar y la estación; los más altos se dan en bajas latitudes y en el verano, cuando al medio día el sol está encima. El Índice UV es usado internacionalmente para concienciar al público y alertar a las personas acerca de los efectos dañinos de éste sobre la salud y para guiarlas en las medidas de protección.

Se interpreta de la siguiente forma: Bajo de 0 a 4, Medio de 5 a 7, Alto de 8 a 9 y Extremo de 10 a 15. Los últimos reportes de radiación ultravioleta que se han registrado en la ciudad de México están entre 9 y 11.


Este artículo fue tomado de

http://www.eluniversal.com.mx/articulos/vi_37999.html

Last Call

Peru Blogs

Anuncios

2 Comentarios

  1. Je je, lo de la capa de ozono resulto ser un fraude que los propios alarmistas han ido confirmando con su paulatino silencio sobre el tema. Escribi un post al respecto que te puede interesar aqui

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s