Dile NO al Halloween

EL ORIGEN

El Halloween es básicamente una tradición europea. se atribuye a los Celtas, quienes poblaban la antigua Inglaterra, Irlanda y el norte de Francia. Este pueblo celebraba el fin de año el último día de octubre, con el festival de Samhain, a quien consideraban como “el Señor de la muerte”.

Los celtas creían que Samhain permitía a las almas de los muertos regresar a sus casa esa noche y pensaban que demonios, fantasmas, brujas, gatos negros y duendes deambulaban  por todos lados.

Durante el festival de los Druidas, que eran los sacerdotes y maestros de los celtas, ordenaban a los pobladores que encendieran una fogata en sus casas, en tanto que ellos encendían otra gigantesca en lo alto de las colinas, ofreciendo sacrificios mediante la quema de animales, cosechas y seres humanos; los últimos eran obtenidos para el sacrificio de las diferentes familias del pueblo. Recorrían casa por casa pidiendo un niño o una virgen para quemarlos en la gran fogata. Si la familia cumplía con la entrega, los sacerdotes dejaban una fruta con una vela en el interior, para prevenir que los demonios entraran y mataran en ese hogar, a esto se le consideraba un trato. Si la familia se negaba a satisfacer la demanda, entonces los sacerdotes marcaban la puerta de la casa y esa noche Satanás tenía entrada libre para destrozarlos; esto era conocido como la treta.

A lo largo de la celebración algunas personas se vestían con disfraces hechos con pieles y cabezas de animales sacrificados. Se decía que este tiempo era idóneo para complacer y conciliar los poderes sobrenaturales que según creían, dominaban la naturaleza; se pensaba que no existía mejor época en todo el año para practica la adivinación y la hechicería, por lo que consultaban su fortuna y suerte al empezar.

LA TRADICIÓN

Debido a que los romanos tuvieron dominio sobre los celtas por 400 años, sus festividades se fueron fusionando poco a poco, facilitando esto, el hecho de que los romanos  tuvieran dos rituales a fines del año (uno a los muertos y otro a sus dioses de los árboles y frutas).

La tradición celta entro con mayor fuerza en el siglo XVIII, cuando la iglesia romana establece el 1º de noviembre como el día de todos los santos (All Saints Day antes All Hallows Day). Así, la noche anterior se realizaba el festival de Samhain, por esto se le empezó a llamar All Hallows Eve, o “noche de todos los santos”, con el tiempo se derivó a la palabra Halloween, usada para referirse a esta costumbre.

HOY EN DÍA

La manera de celebrarlo varía según el lugar, puesto que se une a las costumbres locales. Las formas más comunes es: haciendo fiestas de disfraces donde abundan calabazas, gatos negros, brujas y calaveras; la practica de la adivinación a través de cartas, lectura de la mano y del café, no pueden faltar; sin olvidar la costumbre de los niños de recorrer las calles disfrazados pidiendo dulces, golosinas y dinero, propiciando a veces, una travesura o palabra obscena al negarles dinero, costumbre proveniente de los Druidas, el “trato o treta”.

La idea de los disfraces viene del pensamiento de que los muertos, espíritus malos y demonios entre otros; los visitaban, y pretendían engañarlos al encontrarse con alguno de ellos que los había visitado y así, sacarlos del pueblo.

Parte fundamental son las famosas calabazas de Halloween, con caras grotescas, y a veces con una vela en su interior; en los Estados Unidos, en principio esculpían las caras en papas, betabeles y nabos, llamadas Jack o linternas de Jack. El nombre viene según una leyenda irlandesa, de un hombre llamado Jack que no entró al cielo ni al infierno; por avaro y por hacer bromas sobre el diablo; siendo su castigo andar por la tierra con su linterna hasta el día del Juicio Final

Amigo, Jesucristo vino al mundo rompiendo toda tradición y costumbrismo, terminando con todo engaño o “treta” del enemigo de tu alma; Satanás, quién quiere llevarte a morar a las tinieblas, viene disfrazado como ángel de luz y exige que hagas un “trato” con él o te hará una “treta”. Escoge hoy le darás tu vida al Señor Jesucristo o al diablo. Participando del Halloween y negando a Jesucristo ten la seguridad de que estas haciendo un “trato” con el diablo, la “treta” de él será conducirte al infierno sin que te des cuenta.

Si quieres salir de todo engaño del diablo, Reconoce a Jesucristo como el Hijo de Dios; vida eterna y vida abundante te dará si tú entregas tu vida a ÉL. Repite esta oración con tu corazón: “….Jesucristo, reconozco que soy pecador, se que moriste por mí en la cruz para perdonar mis peca-dos, derramaste tu preciosa sangre y resucitaste dejando la tumba vacía, para así, darme vida eterna; perdona mi maldad porque hacía las cosas en ignorancia, yo te recibo hoy en mi corazón, se tu mi Señor y Salvador, Amen.

¿Que podemos hacer entonces el día 31 de octubre?

Explique a sus hijos por qué no van a       celebrar el Halloween y no les permita salir a pedir dulces. Hay muchas maneras y   fechas para festejar a los niños.

No deje a sus hijos que vayan a la fiesta de Halloween de su escuela o Kinder. Explíquele la razón a su profesor, puede darle una copia de este folleto.

· No regale dulces a los niños que pidan halloween en su casa; esto es participar también y además estaría promoviendo que se siga celebrando. Mejor deles folletos que expliquen lo que es realmente el Halloween, o bien, libros que hablen del Evangelio o que presenten al Señor Jesucristo como su Salvador.

No compre para su hogar ni para sus hijos artículos alusivos a esta fecha.

Si eres joven o adolescente, tu también  necesitas mantenerte fiel a Dios; no participes de estas fechas.

Si usted ha participado en fiestas de Halloween o cualquier otra práctica ocultista (tabla ouija, lectura de café, cartas, etc.,    limpias, astrología, consulta o invocación de muertos, etc.), usted ha recibido contaminación en su alma que, en primer   lugar, le dificulta su acercamiento a la salvación que es en Jesucristo, ya que estas prácticas son condenadas por la Palabra de Dios, y segundo, puede traerle problemas físicos y emocionales. Lo que usted tiene que hacer es reconocer que ha pecado contra Dios y arrepentirse de estos pecados buscando paralelamente la salvación de su vida por medio de Jesucristo; y claro, pidiendo a Dios por la liberación de su cuerpo y alma para que usted sea salvo y sano.

¿Como hacerlo? Busque un lugar donde se hable del Evangelio de Jesucristo y se enseñe como ser libre de estas ataduras

RED CRISTIANA INTERNACIONAL

Anuncios

2 Comentarios

  1. Hay mucha gente que todavia no comprende eso pero uno como cristiano hay que evitarlo y no acerlo bueno interesante tu blog

    • no le entreguemos nuestros hijos a satanas participando el 31 de octubre mejor enseñemosle las lapalabra de dios bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s